Los gatos son animales domésticos, muchos de nosotros optamos por tener un gato de mascota. Las razones para adoptar o comprar a un gatico y hacerlo parte de tu familia son muchas, son inteligentes, independientes, amorosos y extremadamente limpios.

La mayoría de los gatos ocupan un tercio de su tiempo auto limpiándose, tienen una propiedad particular en su lengua que al lamerse, les permite arrastrar su suciedad. Por eso podemos ver que los gatos pasan buena parte del día lamiéndose sus patas y su cuerpo.

Sin embargo, hay propietarios que desean una limpieza extra en su felino. Para estos casos vamos a explicarte, a detalle, cómo bañar a un gato en casa.

Recomendaciones para Bañar un Gato.

Antes de explicarte el proceso para bañar a tu gato en casa, queremos decirte algunos consejos y recomendaciones que creemos pueden funcionarte muy bien. Con el pasar del tiempo hemos aprendido que los gatos no son fáciles de bañar, se ponen muy nerviosos ante el agua y, principalmente, ante el hecho de sentirse obligados a someterse al baño.

Entonces, para simplificarte un poco el trabajo, estas son nuestras recomendaciones sobre como bañar un gato en casa:

  • Lo primero, y en verdad es muy importante, debes acostumbrarlo desde pequeño. Para el gato adulto es mucho más estresante someterse a la situación del baño por primera vez. Los gatos pueden comenzar a bañarse desde los 2 o 3 meses.
  • El gato es un animal limpio por naturaleza. Debes bañarlo un máximo de 2 veces al año.
  • El trabajo de bañar a un gato es más sencillo si se realiza entre dos personas. Una persona sostiene al gato, mientras la otra persona lo enjabona y aclara.
  • Usa agua tibia y no apuntes el chorro de agua directo al gato, puede estresarlo mucho. Utiliza una jarra para verter el agua con suavidad.
  • Evita que le entre agua con jabón en los ojos, boca y nariz. Esto podría causar infección y enfermedades no deseadas.
  • Usa champú especial para gatos, el PH de la piel de los gatos es diferente y cuidar su piel es sumamente importante.
  • Al terminar el baño, debes secar al gato, extremadamente bien, para evitar malos olores.
  • Si no puedes bañar a tu gato en casa, recuerda que puedes dirigirte a tu veterinario y el podrá hacerlo por ti.

También te puede interesar –> Cómo Curar la Sarna en Perros: Tratamientos y Remedios Caseros

Pasos para Bañar a un Gato

Ahora sí, ya te he dado todas las recomendaciones que sé que funcionan y te he prevenido que bañar a tu gato no será una tarea sencilla. Así que, sin perder más tiempo, déjame explicarte todos los pasos para bañar a un gato en casa:

  • Llena una tina con agua tibia. El agua debe ser suficiente para cubrir las patas de tu gato.
  • Coloca una toalla en el piso de la tina. Esto se hace para evitar que el gato se resbale, generándole seguridad y tranquilidad.
  • Coge a tu gato y sumérgelo dentro de la tina. El tratará de zafarse, acarícialo y proporciónale tranquilidad.
  • Moja todo el cuerpo del gato. Con una jarra, sutilmente, termina de mojar al gato. Evita el agua en la cara, esto es muy importante.
  • Aplícale el Champú. Coge champú especial para gatos, frótate un poco en las manos, y con suavidad frótale todo su cuerpo.
  • Retírale el champú. De nuevo con una jarra y agua tibia, debes retirarle muy bien todo el champú de su cuerpo.
  • Seca al gato muy bien. Envuelve al gato en una toalla y sácalo de la tina, quítale la mayor humedad posible con esa toalla. Luego coge otra toalla seca, y termina de secarle toda la humedad a contra pelo.

¡Listo! Has terminado de bañar a tu gato, esperamos que aun estés vivo, o al menos no muy arañado por tu apreciado felino. ¿Se ha portado bien?

Bañar en Seco a tu Gato.

Esta opción a mí me encanta, la veo muy apropiada y menos traumática para nuestro gato. Te voy a exponer de manera muy corta como puedes aprovechar los baños en seco para que tu gato este limpio, especialmente si es un gato adulto que no está acostumbrado a bañarse en tina.

Es muy importante que consideres realizar estos baños en algún sitio de la casa que luego sea fácil retira los restos de polvo y la suciedad.

  • Baño en seco con Champú en polvo: compramos un champú en polvo especial para gato. Nos colocamos este polvo en las manos y, con delicadeza, se lo aplicamos a nuestro gato en todo el cuerpo. Luego, cepillamos al gato con mucha paciencia hasta retirar todo el polvo y arrastrar la suciedad.
  • Baño en seco con Bicarbonato: esta es la versión rápida y hogareña del champú en polvo. Si es una urgencia y tenemos bicarbonato en casa, entonces aprovechemos sus propiedades. Esparcimos bicarbonato por todo el cuerpo de nuestro gato, dejamos actuar entre 5 a 10 minutos y luego cepillamos al gato hasta retirar el bicarbonato y la suciedad.

¿Puedo Bañar a mi perro con Bicarbonato? –> Cómo Bañar a un Perro con Bicarbonato: ¿Realmente Sirve?

Esperamos ahora sepas como bañar a tu gato sin problema. Cuéntanos ¿Ha disfrutado el baño? ¿Se ha portado bien? ¡Déjanos tus comentarios!