Las orugas son uno de los insectos más fascinantes debido a todos los cambios que suceden para su desarrollo final; como es común, la mayoría de las orugas terminan como hermosas mariposas que son realmente un espectáculo de ver. Sin embargo, antes de que esto ocurra pasan por un proceso un tanto largo y bastante interesante; por ello, hoy hablaremos sobre esto y más detalles sobre cómo se reproducen las orugas.

¿Qué son las orugas realmente?

Como mencionamos antes, se trata de insectos de pequeño o mediano tamaño que pertenecen al orden Lepidoptera; que es la familia donde se encuentran las mariposas tanto diurnas como con hábitos nocturnos. En realidad, se trata de un estadio reproductivo de las mariposas, es decir, una etapa inmadura de su desarrollo. Durante la cual, se identifican como una especie de gusanos con cuerpo cilíndrico y varios anillos en su conformación.

En la mayoría de los casos, cuentan con 12 anillos en su cuerpo alargado y tienen colores vívidos según su naturaleza. Por ejemplo, algunas de ellas tienen el color del follaje donde habitan para ocultarse de los depredadores; en cambio, existen algunas con colores muy intensos y llamativos que alertan sobre mal sabor o un potente veneno. De hecho, existen algunas especies que tienen una especie de vellosidades que son altamente irritantes.

¿Qué otras características tienen las orugas?

Las orugas tienen muchas características físicas que son realmente increíbles y deben conocerse para entender su reproducción. Por ejemplo, tenemos que su respiración se logra a través de un sistema de tráqueas; que se conectan al exterior por unos orificios llamados espiráculos, que se encuentran en su tórax y abdomen. Además, se conforman de tres segmentos de anillos, cada uno provisto con un par de patas verdaderas; seguidas de dos patas falsas o de sostén.

En cada una de las patas verdaderas, las orugas tienen garras que les permiten adherirse con fuerza a las plantas y superficies. En cuanto a su visión, existen algunas orugas nocturnas que esencialmente no tienen ojos; las diurnas, tiene tres pares de ojos conocidos como “stemmata” que se ubican lateralmente en su testa. Aunque su visión es realmente limitada, estos ojos sirven para diferenciar objetos y depredadores; pero su alimento lo localizan a través de sus antenas, que están sobre su cabeza, la cual es dura y con forma triangular.

¿Cómo se reproducen las orugas?

Aunque cueste creerlo, en realidad las orugas no tienen la capacidad de reproducirse por si mismas, lo hacen en su etapa adulta. Quiere decir, que son las mariposas las que hacen el acto de apareamiento para colocar sus huevos. En este caso, el proceso de reproducción se antecede de vuelos de apareamiento entre la oruga hembra y macho; las hembras, pueden copular una única vez en su vida, mientras que los machos pueden hacerlo cuanto se necesario.

Curiosamente, los huevos de mariposa o de orugas que tienen sexo masculino, eclosionan primero para desarrollarse más rápido. De este modo, aumenta considerablemente la capacidad reproductiva de la especie y es por ello que existen tantas mariposas. Por otro lado, una vez que la hembra es fecundada, deposita los huevos en las plantas cercanas; ya que, estás sirven de alimento para las orugas que deben fortalecerse para formar el capullo o crisálida. Luego de cumplir el tiempo estimado de desarrollo, salen las mariposas ya formadas.

Todo este ciclo reproductivo se conoce como metamorfosis completa, pues existe un cambio total en cada estadio evolutivo; en comparación con la metamorfosis incompleta en la cual se mantiene la estructura y solo varía el tamaño, como es el caso de las cucarachas.

La alimentación de la oruga como problema de plagas

Anteriormente mencionamos que las mariposas depositan sus huevos en las plantas para garantizar la alimentación de las orugas. Algo que es completamente indispensable ya que el apetito de estos insectos es increíble. De allí, se origina que las orugas sean una de las plagas más letales para los cultivos hasta el momento; con su rápida reproducción que además es en cantidad, pueden acabar con cientos de plantas con facilidad. Motivo por el cual, suelen usarse insecticidas contra ellas y mermar la población de mariposas.

Finalmente, es bastante curioso saber cómo se reproduce una oruga, pues en realidad no pueden hacerlo por si mismas. Verdaderamente, son las mariposas las que se encargan del trabajo de reproducirse y estas solo son un estadio evolutivo. Sin embargo, es interesante saber que la mayor parte de la vida de una mariposa es en su etapa de oruga; por lo cual, es vital la supervivencia de esta forma evolutiva para apreciar a las hermosas mariposas en los jardines.