El bicarbonato es esa sustancia “mágica” de Internet y del hogar. Es un producto casero muy conocido y usado por sus beneficios en muchas de las tareas del hogar.

Una de las grandes maravillas que nos cuentan sobre el bicarbonato es su efectividad en el blanqueamiento dental. Pero, ¿será esto cierto o será un gran mito de Internet?

Si usted ha escuchado sobre el blanqueamiento con Bicarbonato y lo quiere probar o si actualmente ya lo está usando. Lo invitamos a descubrir en el siguiente artículo los mitos y realidades sobre el Bicarbonato en los dientes.

¿Realmente el bicarbonato puede blanquear los dientes?

Empecemos por la respuesta: si, puede funcionar. Sin embargo, no nos emocionemos, la realidad es que el bicarbonato tan solo entra en contacto con el esmalte del diente y no con la dentina. Te preguntaras, ¿esto qué significa?

El esmalte del diente es naturalmente traslucido, sin embargo, la dentina que es el tejido dental debajo del esmalte es de color amarillenta y es quien le da el color real a los dientes.

El esmalte en muchas ocasiones se empeora debido a factores externos como el café y el tabaco. Para este color amarillento causado por factores externos, es bueno el bicarbonato y los dentífricos en general.

En conclusión, el bicarbonato nos puede ayudar a tener los dientes un poco más blancos, pero con toda seguridad no nos va a poner los dientes blancos como los de los modelos de las revistas.

¿Es bueno para mis dientes usar bicarbonato?

                Como agente aislado, el bicarbonato no se ha comprobado como una sustancia dañina para el esmalte de los dientes.

                Si bien se sabe que el bicarbonato es abrasivo y se especula por muchos medios que esto puede ser muy dañino para nuestro esmalte. La realidad es que el porcentaje abrasivo que tiene el bicarbonato es del 7% y cuando lo comparamos con las pastas de dientes comerciales, observamos que estas tienen por lo general un abrasivo del 20% al 30%.

                Es importante que consideremos que el bicarbonato no contiene Flúor. El flúor ayuda a fortalecer el diente y prevenir las caries. Por lo tanto, si usted va a usar bicarbonato sea equilibrado, use un día bicarbonato y al siguiente una pasta dental comercial con flúor.

                Por lo tanto observamos que el índice abrasivo del bicarbonato no es suficiente para dañar nuestros dientes por sí solo.  Pero tampoco nos ofrece el cuidado total que nuestros dientes necesitan.

¿Y si hago una pasta con limón y bicarbonato?

Limón y bicarbonato, los dos niños consentidos de la Internet. Ya que se le atribuyen muchos beneficios, ¿qué tal si los mezclamos y hacemos una pasta con limón y bicarbonato para blanquear nuestros dientes?

No, no lo hagas. Esta mezcla puede ser muy dañina para tus dientes.

El limón es extremadamente ácido y la acidez del limón debilita el esmalte. Al debilitar el esmalte, nuestro diente queda expuesto a los agentes abrasivos y estos lo debilitan. Como ya vimos, el bicarbonato es un agente abrasivo y puede ocasionar sensibilidad dental al mezclarlo con un ácido como el limón.

Definitivamente la mezcla del limón y el bicarbonato para nuestros dientes no es recomendable.

¿Y si hago una pasta con agua oxigenada y bicarbonato?

Mucho se ha escuchado de los efectos blanqueadores del agua oxigenada, esto se debe a que está compuesta por peróxido de hidrógeno que es uno de los componentes principales de los productos comerciales para el blanqueamiento dental.

El agua oxigenada puede tener diferente volúmenes o porcentajes de peróxido de hidrogeno. Pueden ir desde 8 % hasta 50 % de volumen.

Te preguntaras, ¿Qué tiene que ver el peróxido de hidrógeno con mis dientes? Bueno, sencillo, según los expertos no es saludable ingerir peróxido de carbono con un concentrado mayor al 3%.

Por lo tanto, no recomendamos usar agua oxigenada sola ni con bicarbonato para limpiar nuestros dientes, en nuestra rutina diaria,  ya que podría afectar nuestra salud.

¿Tiene algún beneficio usar bicarbonato en mi salud dental?

                Esta respuesta es si, definitivamente sí. El bicarbonato puede no ofrecernos el milagro del blanqueamiento profundo y los dientes soñados de protagonista de publicad de ortodoncistas. Pero si tiene una aplicación muy positiva en nuestra salud bucal:

  • Puedes hacer buches de agua tibia con bicarbonato que ayudaran a reducir el PH de la boca. Esto es excelente cuando tenemos inflamaciones por hongos. Estudios han confirmado que hacer buches de agua tibia con una cucharada de bicarbonato ayudan a disminuir la gingivitis y  la periodontitis.
  • Puedes disminuir la acidez  estomacal ingiriendo medio vaso de agua con una cucharada de bicarbonato. La acidez estomacal es uno de los principales causantes de mal aliento.

Te puede interesar -> Como evitar el mal aliento con remedios caseros

Lo quiero usar, ¿Qué me recomiendan?

Si quieres intentar usar el bicarbonato y ver qué efecto tiene en el blanqueamiento de tus dientes. Entonces te recomendamos:

  • Tenga una rutina equilibrada por un mes y vea sus avances.

La rutina para usar bicarbonato en nuestros dientes será así: en la mañana nos cepillamos los dientes con una pasta de dientes comercial, en la tarde con bicarbonato y pasta de diente y en la noche solo con pasta de diente.

Si al mes vemos que no hay ninguna mejora, detenemos la rutina y buscamos ayuda profesional para blanquear nuestros dientes.

  • Si en la tarde se le hace muy espesa la pasta de dientes con el bicarbonato, entonces haga una mezcla también con aceite de coco (pasta de diente comercial + bicarbonato+ una gotica de aceite de coco). Es bueno para la salud, ayudara a tener un mejor esparcimiento y le dará un excelente sabor y olor.

Esperamos haber atendido todas sus dudas con respecto a la utilidad del bicarbonato para el blanqueamiento de los dientes. Si tiene alguna otra duda por favor déjenos su comentario.

Si considera que puede agregar algo a este artículo, por favor deje un comentario