El encrespamiento o frizz se produce en pelos muy finos o con signos de deshidratación. El cabello maltratado y con puntas abiertas suele estar muy débil y al entrar en contacto con cambios de temperatura se levanta por su poco peso.

Para evitar el molesto frizz podemos incorporar varios hábitos a nuestra rutina diaria y lograr una mejoría en la salud de nuestra cabellera.

Recordemos que para tener el cabello sano hace falta cuidarlo mucho. Aquí algunos consejos que te pueden funcionar.

Usa shampoo especial para tu tipo de cabello

Conocer que tipo de cabello tienes es fundamental a la hora de comprar los productos que vas a aplicarte. Las personas con pelo graso y fino no pueden usar shampoo para pelo seco y viceversa.

Igualmente, evita los shampoos con sulfato (o sal) porque pueden causar un desbalance en el estado natural del pelo, suelen eliminar los aceites naturales y traer problemas de caspa o exceso de grasa.

No lo laves a diario

Si tu pelo no es muy graso, intenta lavarlo al menos con un día de por medio, de esta forma conservaras los aceites naturales del cabello y lograras un balance en el Ph del cuero cabelludo haciendo tu pelo más fuerte a largo plazo.

Si tu cabello es muy graso, intenta dejarlo 1 vez al mes, cuatro días sin lavar para fomentar el equilibrio de los aceites y lograr que el cuero cabelludo genere menos grasa. Esta técnica puede funcionar a mediano plazo. Ten paciencia.

Usa acondicionador en cada lavada

Luego de aplicar el shampoo, es importante que usemos un acondicionador para nuestro tipo de pelo. Si lo tienes muy graso evita la raíz. Déjalo actuar un par de minutos para que cierre la cutícula del pelo y evite que penetre la humedad y se levante.

Usa mascarilla hidratante de forma regular

Como ya expliqué, el frizz es muy común en los pelos deshidratados. Usar mascarillas hidratantes por lo menos una vez por semana ayuda a mantener la salud de tu cabello y a evitar que se levante. Puedes buscar una buena mascarilla comercial a base de aceites o hacerla tu misma en casa

Aquí tienes muchas recetas de mascarilla para el pelo que puedes hacer tu misma con ingredientes súper fáciles

Cuidado con la temperatura del agua

El uso de agua muy caliente tiende a deshidratar y debilitar la estructura del pelo. El calor no es muy amigo de nuestra cabellera. Lo recomendable es usar agua templada, pero si no la toleras, al menos el ultimo enjuague hazlo con agua fría para ayudar a sellar la cutícula y evitar el frizz.

No lo peines cuando esté mojado

Es mejor peinarlo bien antes de entrar a la ducha y esperar que se seque para peinar. El cabello mojado es débil y tiende a quebrase con facilidad.

Intenta usar cepillos con hebras naturales y peina con suavidad para evitar que se quiebre el pelo.

Regula la aplicación de calor

Intenta no aplicar calor con planchas y secadores a diario para evitar que el pelo se deshidrate y pierda salud. Si usas estos aparatos con mucha frecuencia, prueba bajar la temperatura un poco y ver si consigues los mismos resultados.

IMPORTANTE: antes de usar la plancha o el secador aplica un protector de calor.

Usa aceites naturales para hidratar el pelo

Los aceites naturales los puedes usar con bastante frecuencia sobre todo si tu cabello no es excesivamente graso. Antes de la ducha, mezcla un poco de aceite de coco y de almendras y aplícalo en tu pelo de medios a puntas. Déjalo actuar por 30 minutos. Tu pelo chupará las vitaminas y minerales presentes en el coco y la almendra y mejorará su aspecto.

También, luego de peinar con calor, uno de los mejores remedios contra el frizz, es sellar la cutícula con un poco de aceite natural (usa el que más te guste). Frota unas gotas entre las palmas de tus manos y luego aplícalo en las zonas de mayor frizz.

Duerme con un pañuelo de seda

Una técnica que funciona muy bien para las personas con el pelo muy crespo es dormir con un pañuelo de seda para evitar que el roce con la almohada debilite el cabello. La seda es un material muy suave por lo que ayuda a controlar el frizz.

Evita las toallas duras

Frotar el pelo mojado luego de lavarlo es peligroso sobre todo si la toalla es de un material muy duro porque tiende a partirlo y debilitarlo. Si puedes usar un paño de algodón o una toalla de microfibra muchísimo mejor. Recuerda nunca frotarlo, solo retirar la humedad con suaves toques.

TRUCO FINAL

Como último truco que funciona de maravilla contra el frizz, puedes aplicar un poco de laca a través de una brocha de maquillaje grande. Esparce el producto sobre la brocha y luego peina las zonas del frizz. Estarás fabulosa por unas cuantas horas.

POR ÚLTIMO

Recuerda que la genética forma un papel importante en las características del cabello. No te desesperes, intenta mejorar la salud de tu pelo y verás cambios favorables.