Las enfermedades de transmisión sexual, desde tiempos remotos, son un problema de salud pública difícil de controlar. Ya que, para muchas personas, utilizar protección para el acto sexual, no es lo suficientemente placentero. En consecuencia, la transmisión de estas enfermedades se ha mantenido en el tiempo. Entre estas enfermedades, se encuentran las verrugas genitales o VPH, que es de las más comunes; conoce más detalles sobre cómo quitar las verrugas genitales o VPH aquí.

Aclara tus dudas sobre Verrugas Genitales, te respondo las 9 preguntas más frecuentas sobre VPH –> 9 Preguntas Frecuentes sobre el VPH

¿Qué son las Verrugas Genitales o VPH?

Como ya mencionamos, es una enfermedad de transmisión sexual causada por la familia de virus del VPH (Virus del Papiloma Humano); contrario a muchas otras enfermedades, esta es producida por alrededor de 200 tipos diferentes de virus. Motivo por el cual, es sin duda la más común y abundante de todas, de hecho, casi todas las personas sexualmente activas la tienen; principalmente, porque puede contagiarse incluso empleando el preservativo.

En concreto, las verrugas genitales en hombres y las verrugas genitales en mujeres, no siempre se manifiestan; es decir, que una persona puede tener este virus en su organismo, pero no desarrollar los síntomas propios. Además, el VPH no solo causa verrugas en la zona genital, también puede hacerlo en otras partes del cuerpo; de hecho, es probable que algunos “lunares” inofensivos para muchos, sean en realidad verrugas ocasionadas por VPH.

¿Cómo Diagnosticar las Verrugas Genitales o VPH?

Al tratarse de una infección de transmisión sexual tan común, su detección solo puede hacerse cuando aparecen los síntomas. A menos, que se realicen los exámenes de laboratorio pertinentes para detectar la presencia del virus. De este modo, al aparecer las lesiones verrugosas en la zona genital, es que puede sospecharse del virus. Sin embargo, el diagnostico definitivo se realiza con una citología o estudio celular de dichas lesiones.

En el caso de las mujeres, se realiza una serie de pruebas ginecológicas para detectar la presencia del virus, sobre todo en el cuello uterino. Una de ellas, es el Test de Shiller, que consiste en impregnar la zona con una solución yodada; de esta forma, las regiones que se tiñan más débilmente con el yodo, presentan un cambio en sus células. También, el ácido acético tiene esta funcionalidad, pero en caso contrario, en los lugares donde causa cambios, existe un cambio celular. Finalmente, en los casos graves y que lo ameriten, se emplea una biopsia del tejido.

¿Cómo se Contagian las Verrugas Genitales o VPH?

Una de las preguntas más frecuentes sobre esta enfermedad es su contagio, ya que, incluso el preservativo puede ser insuficiente. De modo que, aunque esta catalogada como una enfermedad de transmisión sexual, puede darse por otras vías. Por ejemplo, el contacto íntimo piel con piel es suficiente para su contagio; por ende, las verrugas en la base del pene o zonas aledañas a la vagina, también producen el contagio. Lugares que el preservativo no cubre.

Además, es importante aclarar que este virus no puede transmitirse a través del contacto con fómites; es decir, al usar una prenda de ropa de alguien infectado y sintomático, usar un baño público, compartir productos de higiene, etc. Principalmente, porque el frote y fricción de ambas pieles es lo que permite al virus penetrar en la persona y contagiarla; además, que no puede permanecer en el ambiente libremente, a diferencia de otras ETS como los hongos.

Síntomas de las Verrugas Genitales o VPH

Ahora bien, cuando la enfermedad comienza a manifestarse, aparecen las lesiones que son identificables. Sin embargo, debido a la amplia cantidad de virus, las lesiones que se producen también son variadas. A pesar de ello, por lo común se observan lesiones tipo verrugas en los genitales de color más oscuro que la piel; las cuales son salientes y planas, de hecho, tienen cierta movilidad.

Por otro lado, también pueden verse lesiones de color blanquecino, gris oscuro e incluso negro, que tienen forma de coliflor; es decir, son salientes con muchos pliegues o poros irregulares en su superficie. Cabe destacar, que existen verrugas que no son generadas por este virus, por ello, se debe realizar siempre el diagnostico diferencial. También, se pueden denotar simples manchas con ligero relieve en la piel, que pueden ser a causa del VPH.

¿Cómo Quitar las Verrugas Genitales o VPH?

Las verrugas genitales, sin duda son una causa de incomodidad e inseguridad para quien las padece; razón por la cual, es importante eliminarlas para recuperar la seguridad y confianza perdidas. Sin embargo, en muchos casos estas verrugas pueden desaparecer por si solas al cabo de algún tiempo; aunque esto no significa que se elimine el virus, pues el VPH no tiene una cura ni tratamiento médico hasta la fecha.

Cuando no desaparecen o es necesario removerlas cuanto antes porque son demasiadas, se pueden aplicar varios tratamientos. El primero, es a base de cremas ácidas como el Ácido Tricloroacético o Imiquimod, que se aplican sobre las verrugas en poca cantidad, 3 veces por semana durante 16 semanas (por las noches). De igual modo, están los tratamientos dermatológicos para la remoción de verrugas o condilomas acuminados; que pueden removidas ser con láser, crioterapia (congelándolos) o cauterizándolos.

Complicaciones de las Verrugas Genitales o VPH: ¿Produce Cáncer?

Entre los más grandes miedos que despierta esta enfermedad, se encuentra el riesgo potencial de padecer cáncer. Lo cual, es una realidad comprobada, sobre todo el VPH en mujeres se asocia al cáncer de cuello uterino. Pero, solo sucede cuando la infección viene dada por virus de alto riesgo; en este caso, los tipos de VPH con riesgo más alto son el 16 y el 18, aunque también 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 82.

Si la infección es producida por estos virus en especial, el tipo se determina a través de los estudios citológicos. Por supuesto, el tratamiento debe ser temprano e inmediato, ya que, el cáncer se desarrolla cuando las lesiones duran mucho tiempo. Quiere decir, que lo mejor es remover estas verrugas lo antes posible, con los métodos más agresivos.

Como es el caso del láser, cauterización, criogenización, que garantizan la erradicación total de la piel o mucosa afectadas. Actualmente, existe una vacuna contra los VPH de alto riesgo, que se aplica en adolescentes que no han iniciado la actividad sexual; así como también, personas sanas con conductas de riesgo (promiscuidad).

En conclusión, las verrugas genitales, condilomas acuminados, papiloma o VPH, son una enfermedad de transmisión sexual muy común. Tanto que casi todas las personas sexualmente activas la han contraído. Sin embargo, no todos despiertan síntomas, ante situaciones de estrés e inmunosupresión es que el virus suele activarse. Por lo tanto, es especialmente importante el diagnostico para personas con VIH u otras patologías inmunosupresoras.