La vagina es una cavidad que se encuentra expuesta a muchos cambios tras su interacción con el medio externo; por lo cual, es susceptible a una gran cantidad de microorganismos patógenos que pueden infectarla. A tal efecto, puede presentarse cambios en el olor de la vagina que resulten realmente incómodos y molestos; motivo por el cual, hablaremos sobre cómo quitar el mal olor vaginal de una vez por todas.

¿La vagina tiene olor?

Efectivamente, una de las más grandes dudas que se presenta en las mujeres es saber si la vagina debe tener un olor normal. La respuesta es sí, en la vagina, se encuentra una flora bacteriana habitual que genera cierta “descomposición”; por ello, de forma natural, la vagina puede tener un cierto olor rancio que es realmente muy leve. Además, la mucosidad de lubricación propia de la vagina, también puede generar un leve aroma.

En realidad, este olor se relaciona con la presencia de feromonas que hacen que el hombre se vea más atraído por esta zona. Aunque, el aroma natural de la vagina puede variar de mujer a mujer, siendo en algunos casos más fuerte. Sin embargo, no debe tratar de eliminarse por completo este olor, ya que, en el proceso se causa un daño mayor; alterando el equilibrio químico y biológico de la vagina que la hace propensa a infecciones.

Tipos de olor vaginal

Ahora bien, ya que dejamos en claro que la vagina tiene un olor característico, asociado a sus bacterias y feromonas. También es importante resaltar que existen diferentes olores que representan cambios naturales propios del ciclo menstrual o la presencia de infecciones; lamentablemente, la vagina es muy propensa a infectarse por bacterias, hongos, parásitos e incluso virus.

Olor a pescado o mariscos

Este es uno de los olores molestos de la vagina más comunes, el cual, se relaciona directamente con la presencia de una infección; conocida más específicamente como Vaginosis Bacteriana, la cual, es causada comúnmente por una bacteria llamada Gardnerella vaginalis; aunque también puede estar a cargo de otras bacterias, en realidad, este olor solo indica la presencia de infección.

Además de la vaginosis, la Tricomoniasis es otra infección vaginal producida por un parásito conocido como Trichomona vaginalis; en este caso, hablamos de una enfermedad de transmisión sexual que padece tanto el hombre como la mujer. La cual, esta muy relacionada con la infidelidad y promiscuidad sexual. Cuando esta presente, produce un olor similar al pescado, pero mucho más intenso, tanto que puede escapar de la ropa.

También te puede interesar –> Cómo Curar una Infección Vaginal: Identifícala y Elimínala

Olor dulce o fermentado

Por otra parte, otro de los olores característicos que se presentan en una vagina infectada es el olor a cerveza o fermento; el cual, puede ser realmente dulce a incluso un poco agradable al olfato para algunas personas. En este caso, indica la presencia de una infección vaginal orquestada por hongos, siendo el más común la Cándida albicans, que produce candidiasis. Esta infección es también muy común y suele tratarse con antimicóticos de venta libre.

Olores habituales de la vagina

En este apartado, hablaremos sobre olores que pueden presentarse ocasionalmente en la vagina que no indican una infección. Evidentemente, hablamos del olor característico del periodo menstrual, cuando ocurre la salida de sangre; el cual, puede ser metálico, agrio y bastante fuerte dependiendo de cada mujer. También, puede existir un mal olor vaginal posterior a las relaciones sexuales.

Que se debe principalmente, a la interacción del semen con la vagina, que puede generar desequilibrio químico y mal olor; de hecho, si no se orina inmediatamente luego del coito, este mal olor puede desencadenar una vaginosis. Ya que, este desequilibrio hace a la vagina mucho más propensa a infectarse por cualquier microorganismo. Por último, el olor producido por exceso de sudoración en la zona; bien sea por uso de ropa interior poco ventilada o el mismo sobrepeso que cubre toda la vagina.

¿Eliminar el mal olor vaginal?

Este tema en especial es bastante controvertido, ya que, es realmente subjetivo el catalogar el olor vaginal como malo. Lo que, si es cierto, es que cuando realmente se presenta un olor muy malo, es un claro signo de alarma. En cualquier caso, no es recomendable tratar de eliminar el olor vaginal natural; ya que, en este proceso se intentan muchas cosas que terminan por desequilibrar químicamente la zona, empeorar el olor y crear infecciones. Por ejemplo, usar duchas vaginales excesivamente para este fin.

Por ende, solo se pueden seguir ciertas recomendaciones para reducir este olor al mínimo, sin erradicarlo. Claro está, si se trata de una infección, este olor solo desaparecerá tras recibir el tratamiento médico adecuado; por ello, se debe estar atento a los signos de infección vaginal para atacarla prontamente.

¿Cómo quitar el mal olor vaginal?

Como ya mencionamos, no se debe eliminar el olor, pero si puede reducirse considerablemente aplicando ciertas técnicas. Las cuales, también son excelentes para la prevención de infecciones vaginales que pueden ser peligrosas. A continuación, una lista de cosas que pueden hacerse para eliminar el “mal” olor vaginal.

  • Nunca usar duchas vaginales repetidamente
  • Limpiarse de delante hacia atrás para evitar el contacto de heces con la vagina
  • Usar jabón con pH neutro y nunca introducirlo en la vagina
  • Orinar de inmediato luego de las relaciones sexuales
  • Usar preservativo en cualquier acto sexual (Si es pareja estable, lavar bien ambos genitales)
  • Mantener una pareja sexual estable (múltiples parejas alteran el olor vaginal)
  • Cambiar la ropa interior a diario o inmediatamente mancharse
  • Lavar solo la vulva (parte externa) con jabón neutro y agua en caso de mal olor
  • Cambiar toallas y tampones sanitarios con frecuencia

Además de todo esto, también es importante elegir correctamente la ropa interior, para así mantener la zona bien ventilada. En ese caso, la ropa intima de algodón en la más recomendada, por tener buen flujo de aire; al contrario de el encaje y el satín, que generan mucho más calor en esta zona. De igual forma, la dieta puede influir en este olor, se debe evitar condimentos fuertes, ajo y cebolla, brócoli, espárragos, comidas ahumadas; ya que, estos pueden alterar el olor de la vagina.

En conclusión, antes de saber cómo quitar el mal olor vaginal, se debe comprender que naturalmente la vagina tiene un olor rancio; aunque, no debe confundirse con olores realmente fuertes y diferentes que se producen en las infecciones.

Debido a esto, no debe tratar de quitarse este olor con duchas, baños, químicos, etc; puesto que, esto puede alterar mucho más el medio en la vagina y hacerla susceptible a infecciones o empeorar las presentes. De esta forma, solo pueden seguirse ciertas recomendaciones citadas, para reducir el olor y evitar la infección vaginal.