La insulina es una hormona anabólica secretada por el páncreas que tiene importantes efectos a nivel celular; entre los cuales, uno de los más importantes es permitir la entrada de glucosa a las células para aprovecharlas como energía. Sin embargo, este proceso natural no siempre puede cumplirse correctamente dando lugar a enfermedades; una de ellas es la resistencia a la insulina, por ello, aquí te diremos cómo vencer la resistencia a la insulina.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

Como mencionamos antes, la insulina es una hormona que tiene varios efectos sobre el organismo de carácter anabólico; es decir, que principalmente promueve la síntesis, su mayor efecto lo ejerce sobre el tejido adiposo. El cual, no es más que la grasa que tiene nuestro cuerpo almacenada en diferentes lugares; en este tejido, la insulina es capaz de inhibir la secreción de ácidos grasos libres y promover la síntesis de triglicéridos.

Por supuesto, la insulina también se encarga de permitir la entrada de glucosa a las células para que la empleen como combustible; para ello, esta hormona se une a receptores específicos de los grupos celulares llamados GLUP. De esta forma, es capaz garantizar los medios necesarios para el funcionamiento de ellas. Teniendo esto claro, la resistencia a la insulina es cuando estos procesos no ocurren como deberían; por lo cual, el cuerpo humano debe poner en marcha mecanismos de compensación como secretar más insulina.

¿Cómo se produce la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina tiene un importante componente genético, es decir, que puede pasar de una generación a otra. Por lo cual, se cree que en estos casos existe un defecto en la síntesis de la hormona insulina que no permite que ejerza su función correctamente en los tejidos; así como también, se atribuye el defecto a los receptores GLUP que expresan una menor sensibilidad a la insulina, por lo que requieren más cantidad para trabajar. Además de esto, existe la entidad llamada síndrome metabólico como causante de esta resistencia.

El sindroma metabólico es una alteración del metabolismo caracterizada por hipertensión arterial, obesidad central, resistencia a la insulina y dislipidemia. Básicamente, en este síndrome la sensibilidad a la insulina esta disminuida por varias razones; una de las más fuertes es la baja secreción de adiponectina. Que es una hormona secretada por el tejido adiposo cuya función es potenciar y aumentar la sensibilidad de los receptores por la insulina. Debido a esto, la resistencia existente crece y puede llegar a desarrollarse una diabetes de tipo 2.

Te puede interesar -> Hábitos para evitar la Diabetes

¿Qué consecuencias tiene?

El cuerpo humano en compensación por la resistencia a la insulina lo que hace es aumentar su síntesis y la cantidad que es secretada; de este modo, cuando existe una mayor cantidad de insulina en el torrente sanguíneo se puede lograr su efecto sobre las células. Sin embargo, esto a largo plazo tiene graves consecuencias para la salud; al promover enfermedades cardiovasculares, hipertensión y por supuesto la diabetes tipo 2.

El páncreas llega a un punto en el cual no puede producir una mayor cantidad de insulina para compensar la resistencia; por lo cual, sufre de agotamiento y comienza a trabajar de forma indebida produciendo insulina que no es útil. En consecuencia, los niveles de glicemia en sangre comienzan a elevarse y aparece la diabetes.

En primera instancia, esta diabetes podrá controlarse ayudando al cuerpo con hipoglucemiantes orales; pero como el páncreas seguirá trabajando hasta el cansancio, en etapas más tardías de la diabetes, no producirá más insulina. Es allí, cuando los diabéticos tipo 2 se convierten en insulino-requirientes.

¿Cómo puedo vencer la resistencia a la insulina?

Aunque cueste creerlo, la resistencia a la insulina es muy común, alrededor de 80 millones de personas en Estados Unidos tienen esta condición. Por fortuna, no en todos los casos se desarrolla una diabetes tipo 2, debido a que toman medidas preventivas; son los cambios en el estilo de vida la única salida para vencer la resistencia la insulina. Aquí te daremos los mejores consejos:

¡El ejercicio es tu aliado!

Realizar ejercicio con bastante frecuencia es una de las mejores formas para hacer frente a la resistencia a la insulina. Primeramente, porque disminuyes la cantidad de grasa u obesidad central que causa o agrava esta condición. Además, al realizar actividad física constantemente, tu cuerpo aprovecha con más eficiencia la insulina; que será metabolizada a nivel celular y no permanecerá en tu sangre.

Despídete de los azúcares procesados

El azúcar procesado y los carbohidratos son el principal enemigo de las personas con diabetes o resistencia la insulina, por lo tanto debes dejarlo atrás. Quiere decir, que no podrás consumir bebidas gaseosas, golosinas, dulces, postres, entre otros. Bueno, si no quieres ser tan extremista, por lo menor reducir al máximo su consumo y al hacerlo que sea con total moderación.

¡No caigas en las tentaciones!

Sin lugar a duda, cambiar el estilo de vida es un proceso que requiere de paciencia, resistencia y fuerza de voluntad. Ya que, las tentaciones se presentan en cualquier parte, si aprendes a preverlas tendrás el mayor éxito. Por ello, planifica muy bien tus actividades y trata de surtirte de alimentos para hacerlas. Un ejemplo, si verás una película con tus amigos, en lugar de comprar golosinas, lleva tu propia merienda de frutas naturales, yogurt, etc. Así, no tendrás pretextos para consumir productos dañinos para tu salud.

Hidrátate bien

Mantenerse bien hidratado es otra de las técnicas importantes para reducir la resistencia a la insulina; ya que, se reduce el estado de estrés celular que puede existir ante una deshidratación, el cual contribuye a disminuir la sensibilidad de los receptores. Además, tener siempre a la mano una botella de agua evita caer en tentación con otras bebidas azucaradas; que además de cuidarnos de la resistencia a la insulina, también protege a la función de los riñones.

Agrega lo verde a tu dieta

Las frutas, verduras y vegetales verdes son excelentes para reducir la resistencia a la insulina debido a sus propiedades; son ricos en vitaminas, hierro, zinc, magnesio, entre otros minerales que promueven la sensibilidad de los receptores. Por ello, es recomendable consumir espinaca, berro, brócoli, lechuga, pepino, kiwi, entre otros; mientras más verde agregues a tu alimentación te sentirás mejor.

¡Súper-alimentos contra la resistencia a la insulina!

Además de los verdes, también existen otros alimentos o elementos naturales que son de gran utilidad para disminuir la resistencia. Por ejemplo, la infusión de jengibre por las mañanas puede reducir los niveles de glicemia hasta en un 10%. De forma similar, el extracto de hojas de olivo ejerce efectos muy similares a la metformina (hipoglucemiante oral) completamente natural.

Por otra parte, algunas especias fuertes como la cúrcuma tienen importantes efectos hipoglucemiantes para combatir la diabetes; al igual que la canela, con tan solo ¼ de cucharadita al día puede controlas los niveles de glicemia efectivamente. Por último, tenemos compuestos como la espirulina y la berberina; que son capaces de aumentar la sensibilidad de receptores por la insulina y bajar los niveles de glicemia en sangre respectivamente.

La resistencia a la insulina es una condición que aumenta el riesgo de padecer diabetes en gran medida. Por lo cual, es importante controlarla lo mejor posible para evitar que aparezca esta complicación. Además, esta resistencia se debe al síndrome metabólico y también a un componente genético. Afortunadamente, con cambios en el estilo de vida significativos se puede reducir y controlar esta resistencia por completo.