La inyección es una de las formas de administración de medicamentos más común en la salud. Debido a que, garantiza la disponibilidad completa de los fármacos durante un tiempo prolongado y en forma segura. Sin embargo, la inyección se debe hacer correctamente para evitar daños y complicaciones; mucho más si es necesario inyectarse a uno mismo. Es por ello que hoy comentaremos cómo inyectarse a uno mismo.

También te puede interesar -> Cómo inyectar a otras personas

Como inyectarse solo ¡Solo inyección intramuscular!

Es muy importante, que antes de comenzar aclaremos que idealmente las inyecciones deberían colocarse con ayuda de otra persona. Principalmente, porque así se tiene un mejor manejo de la jeringa y los elementos de seguridad de la misma. En casos en los que sea necesario inyectarte por tu cuenta, solo debes hacerlo si es por la vía intramuscular; puesto que, la vía intravenosa es mucho más delicada y susceptible a infecciones, es decir, que debe ser manejada por un profesional y no puede hacerse a uno mismo.

como poner una inyeccion

De esta forma, las únicas zonas donde se pueden realizar inyecciones intramusculares a uno mismo y con seguridad son los glúteos. Aunque las personas diabéticas pueden inyectarse la insulina en el estómago, pero con agujas muy pequeñas y finas (tuberculinas). Teniendo esto claro, explicaremos cómo auto colocarse una inyección intramuscular:

Materiales

Para garantizar un procedimiento limpio necesitamos algunos materiales:

  • Algodón limpio
  • Alcohol para herida
  • Jeringa de inyección completamente nueva en su paquete original
  • Medicamento a inyectar

Preparación del medicamento

Este paso es básicamente extraer con la jeringa el medicamento a administrar, que la mayor parte del tiempo es sencillo. Debido a que, si se trata de un medicamento ya preparado, solo debes extraerlo todo sin tocar el fondo del frasco con la aguja.

  • Introduce la inyección por el centro del tapón de la ampolla
  • Inclina 25 grados la botella de medicamento
  • Succiona el líquido sin tocar el fondo del recipiente
  • Una vez esté el líquido completo en la jeringa, retírala del recipiente, coloca la aguja hacia arriba y presiona el dispensador hasta sacar todo el aire que quedo dentro de la inyección
preparar una inyeccion

En el caso de tratarse de una preparación donde debes mezclar polvo con líquido, solo debes extraer el líquido de la solución inyectable o agua destilada que viene con el medicamento; luego introducirlo en la ampolla (donde está el polvo) dejando una pequeña cantidad de aire en la jeringa. Seguidamente, mezcla bien para disolver el polvo por completo y extrae el líquido con la jeringa. Por lo general, este tipo de inyección es dolorosa, así que cuanto más rápido se coloque menos dolerá.

Importante: Siempre debes extraer el aire que queda en la jeringa antes de colocarte la inyección

Si el medicamento viene en ampollas, puedes ver este vídeo con el detalle de cómo retirar el contenido de la ampolla e inyectarla de manera correcta.

Método para poner una inyección en el glúteo

Una vez listos todos los materiales, incluyendo preparar el medicamente a administrar, es momento de proceder con la técnica de inyección.

  • Divide el Glúteo en 4 cuadrantes, solo es necesario dibujar una cruz imaginaria en todo su centro. Hecho esto, el sitio seguro de inyección siempre será el cuadrante SUPERIOR EXTERNO bien sea derecho o izquierdo de cada glúteo.
como poner una inyeccion en el gluteo

Importante: Es de vital importancia aplicar la inyección en este cuadrante porque es el único por donde no transcurren nervios con certeza, siento el más importante el nervio ciático. Si se realiza en otro de los cuadrantes se corre el riesgo de lesionar el nervio ciático y causar una parálisis parcial o total de la pierna que incluso puede ser permanente.

Aplicación y retirado de la aguja

Una vez localizado el cuadrante superior externo del glúteo elegido viene la parte importante: Inyectarnos

  • Limpia el lugar a inyectar con alcohol; para esto, vierte un poco de alcohol sobre un algodón y pásalo sobre el lugar con movimientos circulares.
  • Introduce la aguja en el lugar asegurándote que el ojal se encuentra hacia abajo y entre primero. Una vez introducida la aguja por completo, vierte todo el líquido en la profundidad del músculo y retira la aguja; rotando la jeringa 360° mientras lo haces.

Importante: Esta rotación de la aguja se hace con la finalidad de impedir que el líquido del medicamento administrado salga por el orificio. Ya que, al realizar esta rotación a medida que se extrae la aguja se va cerrando el canal de inyección por sí mismo. Cabe destacar, que esto no resulta para nada doloroso, así que no debes temer.

  • Una vez finalizada la extracción, limpiar de nuevo la zona con alcohol y algodón sin presionar o hacer masaje (esto causa dolor posterior y encapsulamiento del medicamento).

Autoinyectarse es muy importante para salir de cualquier aprieto en el que sea necesario. Además, la técnica es exactamente la misma para colocar una inyección intramuscular a otra persona; así que, una vez que lo hagas con éxito sabrás como inyectar a otros.

Consejos Finales para inyectarse uno mismo

  • Si te cuesta un poco o sientes miedo, puedes mirarte en el espejo mientras lo haces para mayor control en todo momento.
  • Antes de comprar la inyectadora, asegúrate de que la capacidad es suficiente para el contenido del medicamento
  • Limpia con algodón y alcohol la parte de arriba del bote de medicamento

Como inyectarse uno mismo es sencillo y no necesitas ser un experto, nos encantaría que nos dejaras un comentario si tienes algo que agregar o compartir.