Cómo Superar los Apegos Emocionales

El apego emocional, es un tipo de vínculo afectivo; se caracteriza por la búsqueda de protección, cuidado, seguridad y bienestar dentro de una relación de pareja o de cualquier otro tipo. El apego se forma en los primeros años de vida, ya que el niño desarrollará un vínculo emocional con la madre formándose así el apego emocional madre-hijo, padre-hijo o la persona que está a su cuidado.

Es precisamente en estos primeros años de vida y debido a este tipo de vínculo, en donde se desarrolla la personalidad del individuo y en donde se forma el apego emocional en niños que luego se transforman en los apegos emocionales en la adultez.

Cada vez que el niño solicita atención y se le da cuidado, amor y cariño; entonces se crean vínculos sanos. Pero si por el contrario, cada vez que el niño solicita atención, se le dan regaños, malas caras y malos gestos; entonces se crean vínculos insanos.

Es la forma de interactuar entre madre-hijo o La persona de cuidado/hijo la que determinará la personalidad de un individuo. Por eso no es de extrañar que en nuestra sociedad hayan tantas personas con carencias o vacíos emocionales. Muchas veces una madre no está preparada para ser madre, se puede dar el caso en que ella también recibió el mismo tipo de maltratos y es la única forma que conoce para atender a su hijo, tal vez las múltiples ocupaciones del día a día hacen que las necesidades de atención del niño no sean cubiertas completamente. Con esto no quiero decir que no exista amor, sino simplemente puede existir falta de consciencia o preparación para atender al niño.

Entonces, dependiendo de cómo fue la interacción del niño con la madre en sus primeros años de vida, se desarrollará una personalidad con ciertos tipos de apegos. A lo largo de nuestras vidas  nos apegamos a muchas cosas, por ejemplo: nos apegamos emocionalmente a nuestra pareja, a nuestras amistades, a nuestra familia, a nuestro empleo, nos apegamos incluso a una idea o punto de vista, tanto así que cuando las cosas nos salen como deseamos la pasamos muy mal. El problema de los apegos radica en que podemos desarrollar una conducta adictiva frente a nuestro objeto de apego y allí es donde esa situación nos hace daño.

Dependencia emocional

Qué es el apego emocional

Se puede decir que el significado de apego emocional es el que implica una dependencia en tus relaciones, ya sea una dependencia emocional hacia tu pareja, hacia tu familia, hacia tus amistades e incluso apego a tener la razón siempre. Una de las formas de apego más común es el apego emocional hacia la pareja o ex pareja, el cual te puede llevar a la anulación como persona; es decir, tanto será tu apego que dejarás de lado tus intereses, tus gustos y tus actividades personales para convertirte en todo lo que tu pareja necesita. Si deseas saber cómo identificar el apego emocional, sigue leyente que te lo cuento todo. Veamos los tipos de apegos que se desarrollan en los adultos.

Tipos de apegos

La habilidad individual que tiene cada persona para mantener sus relaciones sociales, es diferente. Para algunos es fácil, sencillo y sus relaciones se dan de forma natural mientras que para otros es más difícil puesto que carecen de capacidad afectiva o el deseo de formar relaciones emocionales, así pues también se crearán los distintos tipos de apegos que se derivan de la formación de la personalidad en los primeros años de vida. Veamos cuáles son los tipos de apego:

  • Apego seguro. Tipo de apego que viene dado por niños a los que se les prestó la debida atención y se les dio mucho cariño y amor en sus primeras etapas. En la etapa adulta, para este tipo de personas es fácil establecer relaciones personales, saben disfrutar de las relaciones íntimas y además también saben expresar sus necesidades, deseos y sentimientos.
  • Apego evitativo. Se genera por el comportamiento frio y distante de los padres hacia el niño, muchas veces el contacto fue poco afectivo e incluso fue ignorado. De adulto, le costará confiar en otras personas así como también demostrar afecto y cariño.
  • Apego ansioso. Son niños que sintieron mucha ansiedad al verse separados de su madre o persona de cuidado. De adultos, este tipo de persona es muy insegura con sus relaciones amorosas, presentan un miedo patológico a ser abandonados, en definitiva, tienen mucho apego ansioso.
  • Apego desorientado. Son niños cuyos padres se comportaron de manera incoherente; es decir, hubo días en los que eran cariñosos y otros los ignoraban por completo. Entonces, de adultos suelen tener relaciones dramáticas y con muchos altibajos. También suelen presentar una desconexión entre lo que hacen y lo que sienten.
adiccion amorosa

Muchas veces podemos sentir apegos por nuestra pareja, por nuestra familia, por objetos materiales o incluso puedes sentir apego por tener siempre la razón; lo que genera sufrimiento porque siempre estarás a la sombra de tu amo. Si deseas saber si tienes algún tipo de apegos, toma la siguiente prueba.

¿Amor o apego? Prueba de apegos emocionales

A continuación te ofrezco una serie de situaciones, responde honestamente con verdadero o falso para saber si tienes apegos emocionales.

  • Me afectan mucho las críticas de los demás
  • Me importa mucho lo que piensen de mí
  • No me gusta llevar la contraria porque no me gustan los enfrentamientos
  • Callo mis opiniones si son diferentes a las del resto
  • Me cuesta tomar la iniciativa cuando estoy con más gente
  • Me da miedo perder a mi pareja/amigo/familia y sufro por este tipo de pensamiento
  • Me cuesta tomar decisiones por mí mismo
  • Siento que necesito a esa persona para poder ser feliz
  • Siento la necesidad de saber en dónde está esa persona todo el tiempo
  • Me he aislado de amigos o familiares
  • Suelo estar triste
  • Tengo baja autoestima

Si respondiste verdadero a la mayoría de estas situaciones, pues ya sabes que tienes apegos emocionales y dependes emocionalmente de tu objeto de dependencia. Es posible que esta situación esté afectando tu vida, tu seguridad y felicidad. Así que la meta será ser fuerte emocionalmente y buscar las soluciones, por eso hoy te traigo varios consejos para superar los apegos e incluso comenzar a practicar el desapego. ¿Te parece?

Cómo superar EL apego emocional

Como ya debes haber notado, los apegos insanos te roban la identidad, la independencia e incluso la felicidad. Es como si les otorgaras todo el poder sobre ti, inutilizándote hasta dejarte sin aliento. Si deseas saber cómo eliminar el apego emocional, cómo curar tus apegos, cómo superar los apegos emocionales e incluso cómo dejar la dependencia emocional, retomar las riendas de tu vida y tu independencia emocional, acá te dejo valiosos consejos. Toma nota.

  • Trabaja tu autoestima. Recuerda que la seguridad y el amor verdadero nacen en ti y jamás eso estará relacionado con alguien o algo. Date el valor que mereces, no esperes a que nadie venga a decirte lo mucho que vales. Actúa en coherencia; es decir, pon en orden tus pensamientos + sentimientos + acciones; procura que todo fluya de forma congruente. Te puede interesar mi artículo Cómo aumentar mi autoestima
  • Trabaja tu asertividad. Una de las cosas más maravillosas es que todos somos únicos, has uso de esta virtud, nunca temas expresarte aun cuando tus opiniones sean diferentes a las del resto. Simplemente exprésate amable y elocuentemente. Es importante confiar en tu personalidad y opiniones, recupera tu autonomía y evita autocensurarte. Te puede interesar Cómo comunicarme asertivamente.
  • Crea tu propia vida. Es necesario y saludable que tengas una vida personal y aparte, en donde solo reine aquello que te gusta y le agrega valor a tu existencia. Está bien compartir con tu pareja, amigos y familia; pero nunca dejes de ser tú para adoptar la vida a conveniencia de otros. Tu individualidad es fundamental acá. Si no sabes por dónde empezar, te recomiendo leer mi artículo Cómo construir un cambio personal.
  • Ten una relación de pareja sana. Una vez que hayas trabajado en ti, en tus apegos, en tu autoestima, en tu autoconocimiento y más; será hora de tener una relación de pareja sana. Recuerda que nuestras parejas son nuestros espejos y solo vienen a mostrarnos las partes sanadas o no de nosotros mismos. Por eso será imprescindible que hayas trabajado y sanado tus aspectos emocionales. Lee, Cómo atraer relaciones sanas.
  • Trabaja el desapego. El desapego es la capacidad de rendirse, de dejar que la vida siga su curso libremente, es la capacidad de aceptar las cosas que no puedes cambiar y dejarlas ir. Según las 7 leyes universales, la ley del ritmo nos dice que todo está en constante movimiento, que nada es permanente, todo evoluciona y se transforma. De igual manera debemos aceptar el desapego. Desapegarnos no significa no tener lazos sanos ni empatía, es comprender que todo aquello que amas, que haces y que piensas puedes llevarlo a cabo sin aferrarte, sin obsesionarte y mucho menos sufrir por ello. El desapego es clave para nuestro crecimiento personal, nos hace capaces de dejar de necesitar, de depender, de vivir con miedo y ansiedad a perder algo. Trabajar el desapego, nos hace responsables de nuestra vida, nos hace libres y nos permite establecer relaciones sanas con equilibrio. Te puede interesar Cómo funcionan las 7 leyes universales.
soluciones de pareja

La única manera que conozco de alcanzar nuestra mejor versión es trabajando responsablemente sobre todos esos aspectos que no nos dejan avanzar plena y felizmente por la vida. Si sientes que los apegos te generan ansiedad y miedo, claramente estás frente a una situación insana y superarlos será tu tarea principal.

“El apego a tener razón crea sufrimiento. Cuando tengas que escoger entre tener razón o ser feliz, escoge ser feliz y verás desparecer el sufrimiento”

Dr. Wayne Dyer
Cómo Cambiar tu Mundo: 3 Consejos para ser Feliz!

Cómo Cambiar tu Mundo: 3 Consejos para ser Feliz!

Seguramente has escuchado la canción de Michael Jackson “Man in the mirror” acá va el coro:

Cambia tu Mundo Frase y Cancion

Nada más claro que el mensaje de Michael, tal como lo he dicho muchísimas veces, el cambio siempre comienza en nosotros y con la firme determinación de mejorar. Basta echar un vistazo a tu mundo personal, si te gusta lo que ves, pues ¡felicidades! Eso es signo de que vas por buen camino; pero si por el contrario no te gusta lo que ves, creo que ya sabes que es hora de hacer los cambios y ajustes pertinentes. Te comparto mi experiencia personal.

Mi Experiencia Personal: Cambiando mi Mundo

En mi experiencia personal y en el pasado (hace unos 10 años), me he tenido que hacer consciente de hacer cambios personales a los golpes, sí, ¡a lo mero malo! Fue tan solo cuando caí tan hondo que sentí que podía extraer petróleo del subsuelo, caí tan hondo que hubo días en los que cuando me veía en el espejo odiaba la imagen reflejada y odiaba aún más a la persona en la que me había convertido, ya no me podía reconocer a mí misma.

Nada en ese momento funcionaba, mi relación de pareja en aquel entonces había terminado, lo que me dejó en un profundo estado de depresión y desató una condición neuronal debido esa tristeza profunda, pasé casi un año llorando todos los días y por cualquier cosa, no dormía bien y en adición tenía que madrugar para llegar a un empleo al que también odiaba.

Recuerdo que el neurólogo me prescribió pastillas para dormir, pastillas para la depresión y pastillas para la condición neuronal (Veneno puro). Pasados unos meses de “aparente calma” tomando las pastillas, muere mi abuela paterna. Ella es una de las personas más especiales en mi vida; sin embargo, cuando muere, obviamente eso entristeció a todos en la familia, menos a mí, por alguna razón yo no podía sentir dolor, ni tristeza, de hecho ni siquiera pude llorar. Luego entendí que ese era el resultado de las pastillas antidepresivas que estaba tomando, llegué a la determinación de que esas pastillas me convirtieron en zombie, porque no solo no podía sentir dolor, sino que tampoco podía sentir alegría, emoción o rabia; era como estar muerta en vida.

Así que como buena acuariana, no podía permitir que nada me robara la libertad de ser yo. En ese entonces no tenía las herramientas de crecimiento personal que he venido adquiriendo desde hace 4 años para acá; pero aun así, tomé la firme decisión de salir de ese ese sitio oscuro y cambiar mi mundo personal. Hoy compartiré contigo algunos consejos para cambiar tu mundo. ¿Te animas a cambiar tu mundo?

Tips para Cambiar tu Mundo

En muchas oportunidades, es bueno hacer un alto, revisar cómo anda tu vida y cuestionarte lo que estás haciendo y cómo lo estás haciendo. El acto de cuestionarlo todo nos lleva a descubrir que hay un mundo, verdades y situaciones mucho más grandes y diferentes de las que estamos acostumbrados a ver. Es algo así tipo teorías conspirativas, cuando nos cuestionamos todo aquello que damos por sentado como la “realidad”, nuestros paradigmas pueden cambiar y nuestro mundo también. Toma nota de estos tips para cambiar.

Paradigmas.

Ellos constituyen nuestro modelo mental y las percepciones que tenemos de todo cuanto nos rodea. Un mapa mental o paradigma en sí no es la realidad absoluta sino que es el concepto que tenemos, cómo interpretamos y cómo vemos las cosas. Todo esto lo hacemos con base en nuestras creencias, la cultura, nuestras experiencias.

Por ejemplo, hace 10 años yo creía que la única manera de sanar era tomando pastillas prescritas por un doctor; sin embargo, al tomar la decisión de dejar de intoxicar mi cuerpo con esos químicos, descubrí que existen muchas maneras de sanar, sobre todo entendí que nosotros tenemos el poder para sanar siempre que cambiemos nuestras creencias, verbo, sentimientos, acciones y hábitos alimenticios. Mi paradigma con respecto a la salud cambió radicalmente. Todo es cuestión de abrir tu mente y permitirte ver más allá de la aparente realidad que vives.

Programación.

Desafortunadamente, tenemos la tendencia a vivir en modo automático gracias a la programación mental que tenemos. Dichos programas vienen nada más y nada menos que de los paradigmas que hemos creado. De no hacer un alto y cuestionar qué es lo que estamos haciendo, el resultado será hacer siempre lo mismo, obtener los mismos resultados y peor aún, perpetuar siempre más de lo mismo. Nada peor que la frase “siempre se hace así”, estás poniendo límites al desarrollo mental y a tu vida.

Estamos programados para hacer siempre las cosas de determinada manera, sin tomar en consideración que pueden existir mejores maneras de hacerlas. Por ejemplo, hace 10 años estaba tan ocupada extrayendo petróleo en el hoyo tan profundo que me había cavado, que andaba por la vida en modo automático de la casa al trabajo y viceversa, literalmente no tenía vida personal, ni aspiraciones, ni desarrollo personal, ni momento de disfrute; simplemente era una autómata. Al tomar la determinación de salir de mi depresión, me llevó a cuestionar si lo que estaba haciendo con mi vida era beneficioso para mí, obviamente la respuesta era claramente un NO. Así que decidí empezar por hacer algo de mi disfrute personal, lo que me llevó a  apuntarme en clases de francés y baile. Al hacerlo, mi vida comenzó a cambiar, conocí muchas personas, hice buenas amistades, mi vida social se incrementó inmensamente y decidí disfrutar esa etapa al máximo.

Cambio.

Aceptar que hoy no somos el mismo que fuimos ayer es una verdad que al parecer a algunos les cuesta asimilar. También es cierto que así como nuestro mundo interno puede cambiar, allí afuera todo está en constante cambio también. Basta echar un vistazo a cómo este año 2.020 nos cambió la vida a todos. De repente ya los abrazos y besos se convirtieron en saludos detrás de una mascarilla, ya no hubo más salidas a bailar y a celebrar, los proyectos se quedaron en veremos, nos tuvimos que acostumbrar a estar en casa y hacer todo desde allí.

Ser consciente de que todo puede cambiar de un momento a otro tal vez es difícil de asimilar, pero será nuestra capacidad de resiliencia el as bajo la manga que querrás jugar. Permitirte fluir con la corriente e ir cambiando en la medida que se presenten la situaciones y soltar aquello que ya no nos sirve para construir algo mejor que tome su lugar, nos permitirá aceptar que lo único seguro siempre será el cambio. Es normal sentir miedo e incertidumbre y no te digo que no lo sientas, simplemente arriésgate con todo y miedo.

Recuerda que tus pensamientos influyen directamente en tus sentimientos y tus sentimientos influyen en tus acciones; entonces si realmente quieres ver un cambio afuera, deberá ir adentro y comenzar los cambios allí. Comienza con cuestionar todas tus creencias actuales, tus paradigmas, las programaciones que tienes y enfócate en buscar alternativas de cambio para mejorar. Espero que mis consejos te ayuden a cambiar tu mundo. ¡Un abrazo!

El Poder de tus Creencias y Convicciones: Alcanza el Éxito

El Poder de tus Creencias y Convicciones: Alcanza el Éxito

“Las convicciones tienen el poder de crear y el poder de destruir”. Esta frase es muy utilizada en el mundo del coaching y se refiere a las creencias, convicciones y razones que nos ayudan o nos impiden lograr nuestros objetivos. Para los coaches, las creencias que son positivas a la hora de conseguir las metas se llaman “creencias potenciadoras” mientras que por el contrario, las creencias que se convierten en un obstáculo, reciben el nombre de “creencias limitantes”.

 Las creencias potenciadoras son una herramienta importante para lograr el éxito en lo que nos proponemos y, es que mientras mayor sean nuestras convicciones, las oportunidades de éxito se multiplicarán exponencialmente. La mente humana puede funcionar como la luz de un láser, mientras mayor sea nuestra concentración y nuestra convicción de poder lograr algo, será muy probable que lo logremos.

Las convicciones personales son el conjunto de opiniones, puntos de vista y creencias que tenemos bien sea individualmente o colectivamente sobre el mundo y todo lo que en él se contiene. En ese sentido hoy cobra mucha fuerza el tema de las creencias potenciadoras y las creencias limitantes, las cuales afectan, fuertemente tu desempeño y potencial, pudiendo disminuirlo o elevarlo; a continuación te cuento todo sobre este tema que puede ayudarte a determinar tu éxito.

Creencias Potenciadoras Vs. Creencias Limitantes

Una creencia es un estado psíquico subjetivo donde la persona considera como “verdad” un elemento, que por lo general tiene una ausencia de análisis clínico y argumentos de peso. Se podría  decir que es una idea considerada como verdadera por quién la posee, algo en lo que cree “a fe ciega” sin capacidad de contraste. Al encontrarse en la parte inconsciente de la persona, una creencia es muy resistente a cualquier cambio y es ajena a la voluntad del individuo; de ahí que se diga “las ideas las tienes tú, pero tus creencias te tienen a ti”.

Es muy importante determinar que no existen ideas verdaderas o falsas, puesto que las que para mí hacen que saque mi mejor versión, para ti pueden resultar limitantes o perjudiciales para tus progresos; en coaching lo fundamental es analizar junto con la persona si las creencias en las que se apoya le ayudan a conseguir lo que desea para mejorar o limitan las posibilidades de alcanzar su objetivo. Aclarado esto ya sabemos que no hablamos de creencias verdaderas ni falsas, sino de potenciadoras o limitantes.  Por lo cual voy a pasar a definir cada una de ellas:

Qué es una Creencia Limitante.

Es aquél pensamiento negativo que consideramos como cierto, sin que realmente lo sea y que nos condiciona e influye en nuestro día a día. Por ejemplo “No soy tan bueno como mis compañeros de trabajo, ellos tienen más experiencia”. Esto es muy negativo, ya que de antemano te estás descalificando y auto derrotando con este pensamiento, cortando sin saberlo tus posibilidades de crecimiento.

Qué es una Creencia Potenciadora. 

Son aquellas que nos invitan a avanzar, a progresar hacia lo que nosotros consideramos como bueno, aquellas que hacen que saquemos nuestra mejor versión tanto con nosotros mismos como en nuestra relación con los demás. Por ejemplo “estoy rodeado de compañeros talentosos y experimentados, es una gran ventaja estar con ellos porque puedo aprender y desarrollarme en mi trabajo mucho más rápido”

¿Si lo ves? Es la misma persona, en la misma situación pero que puede evolucionar y sacar provecho de una situación negativa o positiva, dependiendo del tipo de creencia que emplee. 

¿De Dónde salen nuestras Creencias? ¿Quién las Elige?

La mayoría de nuestras creencias vienen de nuestra etapa de la infancia; es ahí donde toda la información que recibimos pasa de forma casi inmediata a nuestro subconsciente sin plantearnos o cuestionarnos la veracidad de dicha información. ¿Recuerdas alguna vez en tu niñez haber preguntado el porqué de algo y te respondieron simplemente porque si? De ahí que nuestras creencias nos vengan dadas del entorno en el que vivimos, de las opiniones de los que nos rodean y de las experiencias vividas a nuestro alrededor. Todo esto nos hace creer en ideas concretas que no nos cuestionamos hasta bien entrada la edad adulta y en el peor de los casos nunca volvemos a pensar en ellas: “esto es así desde siempre” “es así porque si”. Nada más peligroso que evitar cuestionarlo todo. Veamos algunos ejemplos de convicciones.

Ejemplos de Creencias Limitantes

Un niño que ha vivido con unos padres muy críticos hacía él, desarrollará una baja autoestima que a su vez impedirá que desarrolle todo su potencial; mientras que un niño que esté rodeado de personas que le demuestran abiertamente su cariño y que alaban los buenos resultados obtenidos en cualquier faceta de su vida, desarrollará creencias del tipo “soy inteligente” y hará que se valore más así mismo y consiga alcanzar sus metas. Así hay infinidad de creencias que nos limitan día a día, a continuación te enumero algunos ejemplos de creencias limitantes:

  • “La gente consigue cosas por suerte (no tiene que ver el esfuerzo)”
  • “No sirvo para nada, me merezco lo peor”
  • “Hay cosas que simplemente no pueden ser”
  • “Debo pensar en los demás primero aunque esto me perjudique”
  • “Hay que criticar a las personas que cometen errores”
  • “No debo hablar con el presidente de la compañía”

Estas ideas limitantes muchas veces suelen implantárnoslas sin querer nuestros seres queridos más cercanos, al no ser conscientes del tremendo impacto que pueden tener en nosotros.

Ejemplos de Creencias Potenciadoras

Pero debemos agradecer que también hay creencias que desde nuestra infancia nos potencian y nos acercan a nuestra meta. Algunos ejemplos de Creencias Potenciadoras:

  • “Mis necesidades son importantes. Si yo estoy bien, podré ayudar mejor a los demás”
  • “El éxito lo consigo con una gran dosis de trabajo y entrega personal”
  • “Me atrevo a hablar de ideas, voy a por ellas”
  • “sé cuándo es momento de dejar ir y lo hago”
  • “Aprendo con la dificultad, no tiro la toalla”
  • “Mostrar los sentimientos es de valientes”

Ejemplo de cómo cambiar una Creencia Limitante por Potenciadora

Para ejemplificarte cómo se puede cambiar una creencia limitante por una creencia potenciadora, traeré a colación una película muy famosa llamada “En busca de la felicidad” (The Pursuit of Happiness). La película está protagonizada por Will Smith junto a su hijo Jaden Smith y que se estrenó en el año 2006

Está basada en la historia real de Chris Gardner, un hombre con mucho talento y voluntad que pierde todo su dinero por una mala inversión. Su esposa lo abandona, pero su hijo se queda junto a él. La película es una crónica de los esfuerzos que hace Gardner por salir adelante a pesar de todos obstáculos que se le presentan. Hay una escena, muy conocida, en la que Gardner le habla a su hijo sobre “perseguir un sueño”. Es conocida como la escena del “baloncesto” En la escena, el niño está lanzando la pelota a un aro y le dice a su padre que va a ser un profesional del basquetbol. Su padre, primero le dice algo “realista” que va a destacar en muchas cosas, pero quizás no en el basquetbol. El niño lo escucha, asiente, pero luego se desanima y guarda la pelota. Se produce el siguiente dialogo.

  • Padre: Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. ¿De acuerdo?
  • Hijo: De acuerdo
  • Padre: Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve por ello. Y punto.

Es una escena muy emotiva en la cual el padre se da cuenta al instante del impacto que tuvieron sus palabras en el niño e hicieron que el niño pasara de un momento de felicidad en el que tenía un sueño, a la decepción y resignación instantánea; por lo cual el padre repara de inmediato el daño hecho y le señala que él puede lograr lo que quiera y que nunca deje que nadie le diga lo contrario, ni siquiera él, su propio padre, que en ese momento de su vida era la persona más importante para él. Cambio una creencia limitante que sin querer había implantado en el niño, por otra potenciadora que lo ayudaría a lograr lo que quisiera.

¿Podemos cambiar nuestras Convicciones y alcanzar el Éxito?

Afortunadamente sí y cuanto antes consigas hacerlo, antes verás los beneficios que te produce. Según lo leído anteriormente, identifica aquellas creencias que consideres que te limitan en tu día a día o en la consecución de tu objetivo. Comienza a ser consciente que son creencias y que por lo tanto no tienen que formar parte de la realidad. A ver, cuestiónate si son ciertas o no. Tal vez te lo enseñaron en tu infancia pero, ¿sigues pensando lo mismo en tu edad adulta?

Intenta cambiar esa creencia en alguna que sea positiva. Por ejemplo “siempre he creído que mostrar mis sentimientos de tristeza es una debilidad” cámbialo por “mostrar mi tristeza ante alguien me hace ser humano y auténtico”. Afirma, repite esta nueva creencia y llévala a la práctica para que veas los beneficios que te aporta. Sólo así conseguirás integrarla en ti. 

En PNL (Programación neurolingüística) se utilizan numerosas técnicas de cambios de creencias con resultado fantásticos; si te resistes a alguna o no consigues identificarla, no dudes en pedir ayuda y verás lo mucho que consigues con ello, las creencias potenciadoras son poderosas herramientas que fortalecen tus convicciones y te llevan a alcanzar las metas que te propongas, puedes ser exitoso en todo lo que quieras, solo debes creer en ello y tener la convicción de lograrlo. ¡Un fuerte abrazo!

Cómo Mejorar tus Relaciones Laborales: 5 Técnicas que Sí Sirven!

Cómo Mejorar tus Relaciones Laborales: 5 Técnicas que Sí Sirven!

Todos hemos escuchado alguna vez esa expresión que reza “la escuela es nuestro segundo hogar” y es cierto o (por lo menos en nuestra edad escolar), llegada la adultez cuando nos insertamos al mercado laboral, las cosas cambian drásticamente, ya que nuestro empleo pasa a ocupar gran parte de nuestro tiempo y, nuestros compañeros de trabajo se convierten en las personas con las que tenemos mayor contacto a diario,  tanto que parece que los papeles se invierten y pasamos a vivir en el trabajo e ir de visita a nuestra casa.

 Como ocupamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo será necesario tratar de que nuestro ambiente laboral sea el mejor posible, ya que el mismo  influye directamente en nuestro estado de ánimo y nuestro rendimiento laboral, por eso debemos tratar de que dicho ambiente sea lo más agradable posible, esto nos mantendrá contentos, motivados y con ganas de estar allí.

Aunque las relaciones humanas son complejas y mejorar las relaciones laborales tiene sus estrategias, hoy te voy a dar algunas técnicas que ayudarán a mantener  las relaciones laborales productivas y sanas con nuestros compañeros o equipos de trabajo, vamos a por ellos.

Técnicas para Mejorar tus Relaciones Laborales

Nada peor que llegar a un lugar donde el ambiente está tenso o en donde no existe una buena relación con tus compañeros de trabajo. Si bien es cierto que cada quien es como es, tu inteligencia emocional y comunicación asertiva serán claves para construir un ambiente positivo, también hay otras técnicas que puedes utilizar, toma nota.

También te puede Interesar –> Cómo Alcanzar la Inteligencia Emocional: ¿Es Posible?

Mantener una Comunicación Fluida.

Mantener una comunicación eficiente con las personas con las cuales interactuamos en el trabajo, es fundamental para que las relaciones y el clima laboral funcionen de forma adecuada. Una buena comunicación entre el equipo de trabajo nos ahorrará muchos inconvenientes y malos entendidos que pueden generar incomodidad o resentimiento, por eso es necesario expresarse de forma directa, clara y oportuna sobre la información que debemos compartir en el día a día.

También te puede Interesar –>  Cómo Comunicarme Asertivamente: Todo lo que Necesitas Saber

Es conveniente no hablar de los compañeros a sus espaldas, ni hacer comentarios negativos sobre su persona o su rendimiento, ya que esto puede generar problemas serios. Es recomendable que cuando tengamos tiempo libre, evitemos hablar de temas laborales, ya que es importante que aprendamos a desconectar de la rutina y mejorar  el resto de las relaciones que no sean dentro del ámbito laboral, como por ejemplo intercambiar ideas sobre temas de interés común,  el partido de futbol del fin de semana, la serie que está de moda en Netflix y anécdotas personales, entre otros. Esto nos aleja un poco de la rutina y afianza las relaciones.

Actitud Positiva.

La actitud con la que afrontamos el día a día en el trabajo es determinante para el éxito en las relaciones interpersonales y por supuesto laborales. Separar los problemas personales de los asuntos laborales es clave para mantener un buen clima laboral.  Si te muestras interesado y amable hacia los demás, propiciarás una mejor aproximación con las demás personas y mejorara automáticamente el ambiente. Mostrarse alegre y generar buenas conversaciones e interacciones con los demás hará que el día a día en la organización sea agradable. Si tenemos una buena actitud obtendremos una respuesta similar de las demás personas con que interactuemos.

Compartir el Éxito.

Hay que alegrarse cuando nuestros amigos y compañeros de trabajo alcanzan las metas u objetivos que se han trazado, y celebrar sus triunfos como propios, debemos evitar sentirnos amenazados o celosos por el logro de ellos. Al contrario debemos alegrarnos por los demás y aprender de sus victorias, incluso podemos aplicar sus estrategias por nuestra propia cuenta; si desarrollamos una mentalidad de abundancia entenderemos que todos podemos ser exitosos, entonces compartir y celebrar nuestros triunfos nos ayudará a mejorar la relaciones laborales.

Ayudar y Dejarse Ayudar.

Es importante mostrarse disponible y con buen ánimo para ayudar a los compañeros cuando sea posible e igualmente para dejarse ayudar cuando lo necesitemos. El trabajo en equipo funciona mucho mejor que el individualismo, nos permite compartir conocimientos y afianzar las relaciones laborales. Ya tenían razón lo mosqueteros en decir  “Todos para uno y uno para todos”

Evita Culpar a Otros.

Algunas veces las cosas pueden no salir del todo bien, y aunque a veces no tengamos responsabilidad en los errores o problemas que se presenten dentro de algún proyecto en la empresa, inculpar directamente a otros no es algo recomendable, ya que no es una labor que nos corresponda, podemos salvar nuestra responsabilidad sin acusar a otros, todos tienen derecho a equivocarse y la idea es encontrar soluciones a los problemas, no culpables. Asumir la responsabilidad que tenemos cuando algo sale mal y ayudar a quienes se han equivocado sí está en nuestras posibilidades de hecho es la solución ideal, actuar de esta manera fortalecerá aún más el grupo.

Un buen flujo de comunicación, evitar culpar directamente a las personas de los errores, compartir y celebrar el éxito de los compañeros, mantener siempre una actitud positiva y constructiva, ayudar y dejarse ayudar son aspectos básicos para mejorar tus relaciones laborales. Tú puedes construir relaciones laborales fuertes, amables y provechosas, lo cual se reflejará en el estado del clima laboral en la organización. Espero que mis consejos te ayuden y logres mejorar tus relaciones laborales. ¡Saludos!

Cómo Funcionan las 7 Leyes Universales: Utilízalas a tú Favor!

Cómo Funcionan las 7 Leyes Universales: Utilízalas a tú Favor!

Desde pequeña, siempre me llamó la atención la metafísica y todo aquello que se relacionara con saber, entender y ver más allá de nuestra aparente realidad. Recientemente he estado leyendo y sobre todo llevando a la práctica ciertos principios metafísicos. Por eso hoy quiero compartir contigo las 7 leyes universales y cómo hacer que funcionen a nuestro favor.

Las 7 Leyes Universales

Me gustaría advertir que estas leyes funcionan creas en ellas o no, sepas si existen o no. Según mi creencia, existe una inteligencia divina que es y puede todo, entonces la perfección y la armonía en el universo, solo se pueden llevar a cabo siempre que existan leyes y se cumplan. Así pues, existen las leyes universales que todo o controlan y sin darnos cuenta, estamos conectados a ellas.

Saber cómo funcionan estas leyes nos permite utilizarlas a nuestro favor y asimismo obtener los mayores beneficios espirituales, mentales y físicos. En mi experiencia personal, te puedo decir que conocer, comprender e integrar estas leyes, nos da un gran poder creativo, nos convierte en mini dioses capaces de crear nuestras circunstancias y nuestra vida a nuestro favor. Mi objetivo es darte a conocer las leyes y en adición darte ejemplos de cómo utilizarlas a tu favor.

Ley del Mentalismo.

Esta ley nos indica que todo en el universo es mente. La mente es una energía inmutable e infinita capaz de crear. Esta mente universal, inteligencia divina o mejor conocida como el todo lo que es (aquí puedes llamarlo como tu creencia particular lo indique) en mi caso, yo le digo Dios; lo rige todo y como buenos hijos nos otorgó el poder de la mente (pensamiento) para crear de igual manera que él. No me mal interpretes, tal vez no seamos capaces de crear un planeta y convertirnos en sus dioses; sin embargo, sí somos capaces de crear nuestras vidas y propias circunstancias utilizando esta ley.

  • Cómo utilizar la Ley del Mentalismo: La mente o el pensamiento, es el sistema operativo que nos permite interactuar con nuestra realidad, si modificamos nuestros pensamientos modificaremos nuestra realidad. Nosotros vemos o percibimos el mundo de la manera en que pensamos; es decir, según nuestras creencias, experiencias, miedos y también nos dejamos llevar por las creencias colectivas; dependiendo de este tipo de pensamiento, generamos un sentimiento y en conjunto con nuestras acciones, creamos o manifestamos nuestra realidad. Nos conviene liberarnos de creencias limitantes y construir un sistema de pensamientos positivos que funcionen a nuestro favor. Ejemplo: si tienes la creencia de que cada vez que te mojas con agua de lluvia te resfrías, seguramente esa ha sido la realidad que construiste hasta ahora con tu pensamiento y creencia; de ahora en adelante puedes pensar y creer que tu cuerpo es súper saludable y ni el agua de lluvia te puede afectar. ¿Sí lo ves?

Ley de Correspondencia.

Nos indica que existe una correspondencia entre los tres planos del hombre (espiritual, mental y físico); la mejor manera de explicarlo es con las siguientes expresiones: “así como es arriba es abajo” “así como es adentro es afuera” y así como pensamos sentimos y accionamos; por esto la importancia de tener pensamientos positivos, ya que nos harán sentir bien y si actuamos en concordancia pues mejor.

  • Cómo utilizar la Ley de la Correspondencia: Seguramente has leído o escuchado que debes tener pensamientos positivos, pero ¿por qué? es muy sencillo, porque los pensamientos nos hacen sentir, cada vez que pensamos nuestro cuerpo reacciona, entonces si logramos domar nuestra mente y nos enfocamos en pensamientos positivos estos nos generarán bienestar y ese bienestar se verá reflejado afuera en nuestro cuerpo físico. Si quieres ver un cambio exterior o allí afuera en tu vida, primero deberás hacer los cambios adentro en tu mente y sentimientos. ¿Qué tal te suena esto?

Ley de la Vibración.

Nuestro mundo físico es al mismo tiempo materia y vibración. Todo emite energía en mayor o menor grado y en distintas frecuencias, pero energía al fin. La energía tiene la particularidad de que siempre está en movimiento, nada es estático. Todo lo que percibimos con nuestros sentidos viene de la vibración, los pensamiento que emitimos son vibración y los sentimientos que tenemos son vibración. Entonces, al experimentar amor estamos emitiendo la más alta vibración mientras que cuando sentimos odio, estamos emitiendo la más baja de las vibraciones. Según esta ley, las energías similares son atraídas, por eso será sumamente importante cuidar la energía que estamos proyectando al universo ya que por acción de esta ley atraeremos energías similares.

  • Cómo utilizar la Ley de la Vibración: Al estar conscientes de la energía que irradiamos, procuraremos enfocar y equilibrar nuestros pensamientos y sentimientos en una frecuencia alta que nos traiga beneficios. Una de las mejores formas de elevar nuestra frecuencia vibratoria es meditando, tómate unos minutos para conectar contigo mismo, calmarte y comenzar a sentir en positivo.

Ley de la Polaridad.

Todo es dual, todo tiene su opuesto y semejante, esta ley indica que los puestos son iguales en naturaleza pero en distinto grado. Amor/odio, paz/guerra, verdad/mentira todos son variaciones de lo mismo pero en diferente vibración. Como seres duales, nosotros poseemos luces y sombras la tarea será integrarlas y aceptarlas en nuestra vida.

  • Cómo utilizar la Ley de la Polaridad: Esta ley es mutable; es decir, podemos cambiarla. Si nos encontramos en uno de los extremos, con solo tomar la determinación de cambiar y hacer ajustes en nuestra vida, nos podemos mover al otro polo y solo será necesario ajustar nuestra vibración. Muchas veces cuando se nos presentan adversidades, podemos sentir rabia, dolor y tristeza y eso está bien, experimentar estos sentimientos forman parte de la vida; sin embargo, permanecer mucho tiempo en esas vibraciones es nocivo para nuestra salud, procura salir de ellas tan pronto como puedas, enfócate en ver el lado positivo y la enseñanzas que te deja.

Ley del Ritmo.

En el universo todo se mueve como un péndulo, es decir, todo viene y va, todo sube y baja, todo fluye y refluye, inhalar y exhalar, vivir y morir. Todo pertenece al ritmo o círculo de la vida.

  • Cómo utilizar la Ley del Ritmo: Es importante comprender que nuestra vida tiene su propio ritmo y debemos evitar compararnos con otros. Cada quien tendrá un nivel de consciencia en determinado y hará las cosas a su ritmo, nosotros solo podemos observar sin juicio alguno. Para utilizarla en nuestra vida, deberemos enfocarnos en lo positivo pase lo que pase y que el movimiento en sentido contrario del péndulo sea menos negativo.

Ley de Causa y Efecto.

“Toda causa tiene su efecto y todo efecto tiene su causa”, esta ley también es conocida como ley de Karma, todo lo que hacemos tiene consecuencias y siempre vuelve a nosotros. De esta manera, el azar y la casualidad no existen, lo único realmente verdadero es la “CAUSALIDAD”. Cuando algo sucede en nuestras vidas tiene que ver con aquello que hemos proyectado en pensamientos, palabras y acciones. Así pues, la suerte tampoco existe, ese es un concepto casi mágico que hemos construido para determinar aquellas cosas “buenas” que nos pasan; sin embargo, según esta ley nosotros somos los grandes creadores de todas las situaciones en nuestra vida.

  • Cómo utilizar la Ley de Causa y Efecto: simple, piensa + siente + actúa siempre bien y en orden divino. Lo que siembras cosechas. Procura tener pensamientos positivos, de bienestar y grandeza para ti, siéntelos y actúa en concordancia con gratitud y verás manifestada “la suerte” en tu vida.

Ley de Generación.

“Todo tiene su principio masculino y femenino” De la unión de estos dos polos, surge la creación. La energía masculina consiste en sembrar la semilla, en atraer y estimular; mientras que la energía femenina consiste es recibir, germinar y reproducir.

  • Cómo utilizar la Ley de Generación: Integrar ambas energías de manera equilibrada en nuestras vidas es primordial, recuerda que para crear se necesitan ambas.

Listo, ya tienes las herramientas para “Crear” y “Manifestar” tus pensamientos en todo aquello que te propongas. De hecho, te reto a que cuestiones todo lo que digo, pero eso sí experiméntalo, pon en práctica las 7 leyes universales primero con verdadera atención y cuando obtengas los resultados ya veremos si te mantienes incrédulo o cambias tu opinión. ¿Te atreves a regirte con las 7 leyes universales? ¡Saludos!

Cómo Respirar Conscientemente: Respirar para Sanar!!

Cómo Respirar Conscientemente: Respirar para Sanar!!

El caos de nuestra rutina diaria puede llevarnos a estados de estrés y ansiedad muy perjudiciales para nuestro bienestar; estamos tan sumergidos en esa espiral de “cosas por hacer” que muchas veces andamos en automático incluso nuestra respiración también la hacemos en automático y de forma superficial.

Respirar es algo que hacemos de manera inconsciente; sin embargo, también lo podemos hacer de manera consciente. En un estado normal, solemos respirar al 30% de nuestra capacidad pulmonar es una especie de respiración superficial y automática. Pero cuando nos hacemos conscientes de nuestra respiración, alimentaremos cada célula con altas cantidades de oxigeno que se podrá transportar a todos nuestros sistemas. Hoy te quiero enseñar cómo respirar para sanar, para sentirnos mejor y mantenernos enfocados y con bienestar.

Te invito a meditar, ¿Quieres aprender? –> Cómo Meditar: 9 Técnicas para Meditar ¡Mi Experiencia Meditando!

Beneficios de la Respiración Consciente

La respiración es clave para el ser humano, si te dijeran que tu bienestar físico y mental está asociado a tu forma de respirar ¿Lo creerías? Mi experiencia personal me dice que respirar nos aporta salud física y mental, nos permite relajarnos, dejar ir y superar procesos traumáticos. Definitivamente creo que respirar nos ayuda a sanar.

¿Aún no me crees que respirar nos ayuda a sanar? Entonces déjame enumerarte los beneficios que una reparación consciente nos aporta:  

  • Medicina alternativa
  • Método complementario de sanación
  • Aliviar el estrés
  • Disminuir la ansiedad
  • Estar en el momento presente, mindfulness
  • Reestablecer el equilibrio personal
  • Calma el sistema nervioso
  • Mejora la capacidad pulmonar
  • Libera la tensión muscular
  • Estimula la función intestinal
  • Mejora la concentración

Son muchos los beneficios de respirar conscientemente para sanar, hacerlo un hábito diario traerá grandes mejorías en tu vida. Quiero invitarte a practicar cualquiera de las siguientes técnicas para respirar conscientemente. ¡Veamos!

Técnicas para Respirar Conscientemente

¿Te convencí de la importancia de respirar conscientemente? ¿Te atreves a probar una respiración consciente y sanar? Yo me atreví y mi vida ha cambiado a mejor. Por eso, te quiero explicar las 4 técnicas de respiración consciente que más me han ayudado a sanar y sentirme mejor.

Este tipo de práctica es muy sencilla, la puedes realizar en cualquier momento y en cualquier lugar incluso puedes adoptar este tipo de respiración mientras haces otras actividades, acá te detallo cómo ejecutar las técnicas que a mí me han servido a respirar conscientemente:

Primera Técnica de Respiración Consciente.

Este es el ejercicio de respiración consciente más sencillo y rápido. La ventaja es que puedes realizarlo en cualquier momento del día: en el tráfico, trabajando frente a tu PC, limpiando la casa o realizando cualquier otra actividad.

Esta técnica de respiración sirve para disminuir los niveles de estrés y para ejecutarla debes seguir los siguientes pasos:

  • Inhala profundamente contando hasta 5
  • Retén el aire en tus pulmones contando hasta 5
  • Exhala suavemente contando hasta 5
  • Repite el proceso 5 veces.

Segunda Técnica de Respiración Consciente.

Es una variación de la primera técnica de respiración consciente, pero requerirá un poco más de concentración, preferiblemente hazlo cuando sientas que le puedes dedicar toda tu atención plena.

Este ejercicio de respiración consciente te permitirá mantener el foco y la concentración en lo que estás haciendo, te permitirá estar más consciente del momento presente. Esta técnica consta de 4 pasos sencillos:

  • Siéntate con la espalda erguida
  • Inhala profundamente llevando el aire a tu estómago y contando hasta 4
  • Retén el aire en tus pulmones contando hasta 7
  • Exhala suavemente contando hasta 8

Si quieres obtener los mejores resultados, te recomiendo que le dediques 5 minutos por 3 veces al día a esta segunda técnica de respiración consciente.

Tercera Técnica de Respiración Consciente.

Este tercer ejercicio de respiración consciente lo puedes hacer antes de dormir incluso lo puedes acompañar con una meditación guiada o con visualizaciones.

Está técnica te permite proyectar tus metas y atraer cosas positivas a tu vida, realmente te ayuda a tener pensamientos positivos.

¿Por qué es importante tener pensamientos positivos?  Te lo explico aquí –> Cómo Escoger los Pensamientos Correctos: 5 Consejos para Mejorar!

Ahora sí, para ejecutar esta técnica de respiración consciente, sigue los siguientes pasos:

  • Acuéstate en tu cama, te recomiendo evitar el uso de almohada
  • Coloca las piernas extendidas y ligeramente separadas, talones pegados a la cama y la punta de los pies hacia afuera
  • Coloca los brazos relajados a ambos lados y con las palmas hacia arriba
  • Inhala y exhala por la nariz, lleva todo el aire a tu estómago. Nota como este supe y baja con cada respiración
  • Haz una breve pausa entre cada respiración
  • Concéntrate en la respiración y en relajar todos los músculos de tu cuerpo

Es muy probable que mientras hagas este ejercicio te quedes dormido, la idea será que los últimos pensamientos o visualizaciones tengan que ver con tus deseos, agradecimiento y cosas positivas.

Cuarta Técnica de Respiración Consciente.

Este ejercicio de respiración consciente lo puedes realizar en casa o ir a un parque y estar en conexión con la naturaleza. Lo puedes hacer por 7 minutos una vez al día, de preferencia antes de la 9 A.M. o al finalizar la tarde.

Esta técnica te permite conectar con tu entorno y conseguir paz y calma, es realmente útil si esta estresado o ansioso. Para ejecutar esta técnica debes seguir los siguientes pasos:

  • Siéntate con las piernas cruzadas
  • Espalda recta, hombros y cuello relajados
  • Coloca una mano sobre el pecho y otra sobre el abdomen
  • Inhala profundamente contando hasta 5
  • Haz una breve pausa
  • Exhala suavemente contando hasta 7
  • Concéntrate en el vaivén del aire y cómo tu cuerpo se mueve al ritmo de este.

Algo tan simple como respirar profundo y de manera consciente puede llevarnos a construir una mejor salud corporal, mental y espiritual además de librarnos de esas pesadas cargas que llevamos en nuestras mentes. Ya verás que con estas prácticas conseguirás ese equilibrio emocional que tanto anhelas. Atrévete a poner en práctica estas 4 técnicas de respiración consciente. Espero que te ayuden. ¡Saludos!